Reformar habitación infantil: trucos para cuando los niños crecen

Has sido testigo de sus primeros pasos, sus primeras palabras y su primer día de cole; por eso entendemos que, quizá, te cueste gestionar su primer amor. Pero los niños crecen, y ese pequeñín que llenaba la casa de juguetes y dibujos, de repente quiere ser adulto.

Si tienes un hijo en plena pubertad, nos entenderás perfectamente cuando decimos que los años pasan volando. La mala noticia es que no podemos hacer nada para evitarlo, la buena es que existen formas de sobrellevarlo.

¿El rey de la casa ya no quiere dormir rodeado de colores pastel y personajes Disney? Llevamos más de 20 años realizando reformas en multitud de espacios, y sabemos cómo convertir una habitación infantil en un dormitorio adolescente. O lo que es lo mismo: en su nuevo rincón favorito.

En el artículo de hoy, compartiremos contigo los pasos a seguir –en materia de reformas-cuando los niños crecen. Recuerda que puedes contactar con nosotros y contarnos cuál es tu caso. ¡Coge bolígrafo y relájate!

Reformar habitación infantil: de niño a adolescente

  • Elegir un estilo. Aunque, para la mayoría de padres, el hijo adolescente es un ser único en su especie, lo normal es que se organicen en tribus urbanas. ¿Es un lector de comic empedernido, le gusta el espacio exterior, escucha rock? Escoged juntos un estilo decorativo y el resultado de la reforma será mucho más original.
  • Una vez decidida la nueva gama de colores, lo recomendable es pintar la habitación de nuevo. Podemos hacerlo en un solo tono, más tradicional, o en varios. Si escogéis la segunda opción, puede destacarse alguna zona concreta o pintar solo 2/3 de la altura total de la pared. ¡Una tendencia muy actual!
  • Espacio para el estudio. Un hijo adolescente dedica mucho más tiempo al estudio. Por eso, es importante reservar un espacio dentro de la habitación para que pueda realizar sus tareas. ¿Qué tal si lo separas visualmente del resto? Echa un vistazo a las ventanas, dado que la iluminación será fundamental.
  • Mobiliario nuevo. A partir de aquí, las opciones son ilimitadas y dependerán del gusto de los adolescentes (y sus padres). La única norma es prestar mucha atención a las opciones de almacenamiento.

¿Tienes dudas? Te atenderemos sin compromiso en cualquiera de nuestras oficinas.

Recent Posts

Leave a Comment