Molduras de escayola: las mejores excusas para utilizarlas en casa

Realzan paredes, destacan puertas y ventanas, otorgan personalidad al techo… Si entre las funciones de las molduras destaca una, esta es la de decorar. Cualquier interiorista sabe que recurrir a dicha solución decorativa siempre será una apuesta segura cuando se trata de crear ambientes con encanto.

Aun así, siempre ha existido cierta injusticia alrededor de las molduras. A pesar de su importante contribución a la apariencia de una casa, pudiendo convertirse en el elemento central de la decoración, tendíamos a pasarlas por alto.

Esto está cambiando en la actualidad -gracias a su enorme versatilidad- y el mercado ofrece opciones con variados motivos y fabricadas en diversos materiales, modernizándose y adoptando diseños más limpios; eso sí, siempre fieles a ese halo de clasicismo que tanto nos gusta.

En el artículo de hoy, hablaremos de una de las molduras más tradicionales que existen, junto a las de madera. Quédate por aquí si eres un verdadero amante de la escayola.

Molduras de escayola: los secretos de una tendencia que nunca pasa de moda

Cuando hablamos de escayola nos referimos a un legendario material, que se obtiene a partir del yeso natural o aljez. Desde hace miles de años, se ha utilizado en muchísimos ámbitos, destacando el de la construcción. ¿Conoces todos los secretos de las molduras de escayola?

  • Delimitan ambientes. El mundo de la decoración ha perseguido continuamente la manera de crear distintos ambientes en una misma habitación. En Grupo Ceres proponemos el uso de las molduras para conseguirlo. Situadas en el techo, por ejemplo, separarán la zona de comedor de la de estar; en la pared ayudarán a impulsar esa sensación frontal de división, mucho más si se utilizan en varios colores.
  • Aptas para espacios pequeños. Se tiene la falsa creencia de que las molduras de escayola solo son válidas para espacios de grandes dimensiones. Sin embargo, resulta interesante usarla en habitaciones pequeñas para jugar con la distribución sin desperdiciar un solo metro. La clave es no saturar el espacio.
  • Apoyo a la iluminación. Aún es habitual ver rosetones de escayola en lo alta de las habitaciones, donde las lámparas clásicas han dado paso a diseños más vanguardistas. Utilizar la moldura de escayola como nexo de unión entre techo y luminarias es siempre una buena idea.
  • Perfectas para cualquier estilo. Una moldura de escayola no solo casará a la perfección con casas de estilo barroco y clásico. Acude a las líneas puras para ambientes minimalistas o a los diseños más excéntricos para un toque kitsch.

Contacta con nosotros en cualquiera de nuestras oficinas.

Recent Posts

Leave a Comment