¿Qué reformas hacer para que tu casa sea más eficiente?

Grupo Ceres es empresa Colaboradora de la Agencia Andaluza de la Energía, en el Programa de Incentivos para el desarrollo energético sostenible de Andalucía 2020 “Andalucía es más”, que cuenta con tres líneas de incentivos; construcción sostenible, Pymes sostenible y Redes inteligentes. En Grupo Ceres te ayudamos a hacer las reformas de más calidad para tener una casa más eficiente.

El certificado de eficiencia energética es un documento obligatorio para las nuevas construcciones y para vender y alquilar viviendas. Este certificado califica los inmuebles según la energía que consumen. Se asigna una letra en función de esa energía consumida siendo “A” las de mejor calificación. Las que tienen letra “G” son las de peor calificación.

Pero, ¿cómo se puede ahorrar más en el hogar con reformas?

Si quieres mejorar la eficiencia de tu hogar, la solución pasa por la rehabilitación del espacio. Aprovechando una reforma o alguna acción de mejora puntual, se puede mejorar notablemente esa calidad que se traduce en facturas más reducidas a final de mes.

Jordi Bolea, gerente de la Fundación La Casa que Ahorra garantiza:

“Se puede alcanzar un ahorro energético superior al 60% tras la rehabilitación de una casa”

La pérdida energética que los hogares sufren se traduce en dinero. Según Certicalia, un piso de 90 metros cuadrados con calificación energética “G” gasta al año 1.296 euros. Cinco veces más que un piso que tiene las mismas características pero con calificación “B”.

Los elementos del hogar que más pérdidas provocan son las ventanas con unas pérdidas de hasta un 30% de la energía del hogar. En cambio, los muros provocan mermas de un 25%.

¿Qué reformas son las más eficientes?

Las medidas más habituales para la mejora energética son: el cambio de ventanas, cambios en la instalación de agua caliente, mejora del aislamiento de elementos como las persianas o del exterior, puentes térmicos, etc.

Para lograr tener una casa o espacio eficiente, se recomienda la rehabilitación de la misma, que dependerá de la calidad de las instalaciones y de los elementos ya incluidos anteriormente en la vivienda.

Las ventanas son la parte más eficaz y sencilla para lograr la eficiencia energética. Se pueden aplicar varias soluciones desde el cambio de material de las ventanas como el PVC o de los cristales. Los bajo emisivos son los más recomendables. El aislamiento de la caja de las persianas es otra solución eficiente a tener en cuenta.

Existen hasta tres técnicas diferentes para el aislamiento de las paredes. Dependen de elementos como el tipo de viviendas, la renovación de la fachada o del número de ventanas y puertas que tenga la vivienda.

Con la implantación de falsos techos o cámaras de aire se puede aislar tanto el techo como el suelo. Como en el caso de las ventanas o las paredes, el aislamiento del techo y suelo necesitan de un estudio exhaustivo previo. Con ese estudio se puede conocer qué técnicas son más apropiadas para la vivienda o espacio que se quiera rehabilitar.

Otros elementos que pueden mejorar de forma efectiva la eficiencia energética un espacio son las humedades, las tuberías, el aire acondicionado y las calderas.

En Grupo Ceres somos especialistas  en el sector de la construcción y rehabilitación. Llevamos más de 20 años prestando servicios de calidad a nuestros clientes. Si necesita ponerse en contacto con nosotros para hacer alguna reforma llámenos o rellena nuestro formulario de contacto de cualquiera de nuestras sedes.

Recommended Posts

Leave a Comment