Construir una casa o reformarla, ¿por qué decantarse?

Hay determinados momentos en la vida de las personas en los que se ven obligadas a elegir entre reformar una casa o construirla desde cero. Una vivienda heredada, la compra de una casa antigua que no sabes si renovar o derribar o, simplemente, la necesidad de cambiar de aires y hogar.

En Grupo Ceres somos especialistas tanto en reformar espacios, corrigiendo problemas y adecuándolos a tus necesidades, como en construcciones de obra nueva; contando con más de 20 años de experiencia en ambas áreas. La elección de un u otro servicio dependerá de muchos factores personales y circunstanciales.

Para decantarte por uno de las dos opciones planteadas, lo ideal es que conozcas las ventajas que te aportarían, así como los posibles problemas a los que quizá tendrías que hacer frente.

Porque conocemos perfectamente el valor que tiene un hogar, hoy te enseñamos a responder esa pregunta que podría retrasar la llegada a tu destino o, lo que es lo mismo, la casa con la que siempre has soñado.

Opción 1: construir una casa

Aunque (debido al miedo generalizado a las obras de gran envergadura) reformar suele contemplarse antes que construir, una casa completamente nueva trae consigo pros muy interesantes.

  • Seguridad. Una de las mayores ventajas de construir será contar con la seguridad de que el estado de la estructura se encuentra en perfectas condiciones. Derribar una casa para construir otra desde cero, será nuestra primera recomendación si hablamos de una construcción muy antigua, que suponga un peligro para sus huéspedes.
  • Libertad. Crear una casa a tu medida es una experiencia inolvidable. Podrás elegir su distribución y estilo sin estar condicionado por la estructura existente. Además, si se trata de una parcela vacía, decidirás con cuánto espacio contar e, incluso, quiénes son tus vecinos.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta libertad constructiva siempre estará limitada por la normativa vigente. Además de ser conscientes de que, cuanto mayor sea el proyecto, más se engrosará el presupuesto. Construir una casa personalizada podría ser caro.

Opción 2: reformar una casa

Una reforma merecerá siempre la pena, desde una básica que contemple baño y cocina, hasta una integral que pretenda modificar el estado de una vivienda al completo. Te contamos por qué.

  • Ahorro. Con un proyecto adecuado, una reforma te permitirá ahorrar más dinero que la construcción de una casa. El coste total podrá calcularse de forma relativamente sencilla, pudiendo decidir qué puedes permitirte y qué no.
  • Valor sentimental. Si se trata de una casa heredada, podría guardar muchos recuerdos que quieres conservar, e incluso elementos constructivos que combinar con otros más modernos. Si, por el contrario, buscas una casa cualquiera que condicionar, tienes carta blanca con la localización; podrás vivir en ese barrio tan especial para ti.

Pero no todo será sencillo a la hora de reformar. Las limitaciones constructivas estarán siempre presentes. La estructura, la orientación, la fachada… especialmente si hablamos de un bloque de pisos.

 

En definitiva, es imposible afirmar que una opción es mejor que la otra. Decide según tus preferencias y cuenta con nosotros para lo que necesites. ¡Contacta sin compromiso!

Recent Posts

Leave a Comment