Claves para reformar el jardín de manera integral

Cuando hablamos de reformar el jardín integralmente, no solo nos referimos a modificar su aspecto o adaptarlo a nuevas tendencias. Una reforma completa incluye instalaciones, por lo que se trata de un proyecto que habrá que meditar y organizar previamente. En Grupo Ceres podemos ayudarte.

Ya sea porque has adquirido una vivienda de segunda mano con un jardín demasiado antiguo, o porque has cambiado tus hábitos y te gustaría disfrutar de una zona exterior que se adapte a tus necesidades, existen unas claves básicas para afrontar una obra de tal envergadura. ¡Sigue leyendo!

Reformar el jardín: antes de empezar

  • Plantéate qué uso vas a darle al espacio reformado. Será algo fundamental a la hora de establecer prioridades cosntructivas.
  • ¿De qué presupuesto dispones?
  • Decide cuánto tiempo estás dispuesto a dedicar al mantenimiento del jardín. Y es que, un jardín a tu gusto posiblemente requiera de unos cuidados mínimos, una vez reformado.

Una vez hayas contestado las anteriores cuestiones primordiales, te recomendamos recopilar la siguiente información en forma de plano. Si no tienes experiencia, pide ayuda profesional.

  • Plano de la superficie. Lo ideal es dividirlo en zonas: piscina, huerto, zona de barbacoa…
  • Plano de riego en el que quedarán establecidas todas las zonas a regar y el sistema más adecuado para cada una de ellas.
  • Plano de la instalación eléctrica. Se determinará el tipo de iluminación dependiendo de si se trata de una zona de paso, de estar o si quieres realzar sitios concretos.
  • Plano de red de drenaje. No subestimes el poder de una rejilla en el jardín, evitarán inundaciones y encharcamientos innecesarios.

Reformar el jardín: manos a la obra

  1. Limpiar el terreno y nivelar. El primer paso será dejar el terreno libre para poder trabajar sin obstáculos.
  2. Realizar las zanjas necesarias para las nuevas instalaciones.
  3. Pavimentar las superficies de más tránsito. Son tendencia las tarimas sintéticas a base de resinas, imitando a la madera o a las baldosas, para mayor durabilidad y resistencia.
  4. Plantar arbustos y flores. No te olvides de elegir aquellas que mejor se adapten al clima, para un jardín verde y frondoso que disfrutar en compañía de los tuyos.

¿Tienes dudas? Contacta con nosotros en cualquiera de nuestras oficinas.

Recent Posts

Leave a Comment