Errores habituales a la hora de reformar una casa

Errores habituales a la hora de reformar una casa

Reformar una casa no es siempre tarea sencilla. Se trata de un proceso que empieza mucho antes de derribar una pared, repleto de decisiones importantes que determinaran el futuro de algo tan valioso como el hogar. ¡No te la juegues! A lo largo de los años, en constructora Grupo Ceres hemos ido elaborando una lista con los fallos más habituales de nuestros clientes a la hora de realizar una reforma. Porque creemos que “de los errores se aprende”, hoy la compartimos contigo. ¿Preparado para tomar el camino correcto?
Reformar una casa: los errores más habituales
Hay muchos tipos de errores a lo largo de una reforma, pero todos desembocan en un proyecto que no acaba como tú esperabas. Si hablamos de aquellos que se cometen antes de ponerse manos a la obra, destacamos los siguientes:
  • Iniciar la reforma sin un plan. No te dejes llevar por las ganas de ver la casa reformada cuanto antes. Una reforma debe ser un plan premeditado con antelación (incluyendo el cálculo de la inversión), para empezar con una buena base de seguridad.
  • Licencias y otros papeleos. La mayoría de obras están sujetas a alguna licencia o a la entrega de una documentación específica. En caso de comunidades de vecinos, no te olvides de avisar.
  • Decantarse por el proyecto barato. Una obra es el ejemplo más claro de que “lo barato sale caro”. Que tu elección dependa del precio global más bajo, nunca es buena idea; valora otros factores.
  • No hacer caso a los profesionales. El asesoramiento profesional es vital, así como aprender a delegar responsabilidades en personas que llevan años enfrentándolas. Confía en Grupo Ceres para esa reforma que llevas años queriendo hacer.
Por otra parte, existen otros errores –mucho más específicos- que se repiten una vez que hemos empezado a reformar. Haz todo lo posible por evitarlos:
  • Una mala disposición de enchufes e interruptores. Si no quieres que tu vida dependa de una buena regleta, infórmate bien antes de colocar enchufes y puntos de luz.
  • Poca ventilación. Instalar las ventanas necesarias es fundamental, tanto para las condiciones climatológicas de la casa como para una correcta iluminación.
  • Falta de espacio de almacenaje. La escasez de opciones de almacenaje es una queja muy habitual en las casas de todo el mundo. Merece la pena invertir.
  • ¡Ojito con las tendencias! Aunque las tendencias en construcción nos ayudan a obtener un resultado más moderno y original, no todas son aptas para todos. Olvídate de las cocinas abiertas si no le dedicas demasiado tiempo al orden y a la limpieza.
Recuerda que, si tienes alguna duda, puedes contactar con nosotros en cualquiera de nuestras oficinas. Te atenderemos sin compromiso.
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Reformar casa antigua: cómo quitarle 10 años de encima a tu vivienda

Reformar casa antigua: cómo quitarle 10 años de encima a tu vivienda

La historia se repite constantemente: un (mal) día te percatas de que tu casa ya no es lo que era y decides que es el momento de realizar una reforma. Pero los años pasan -también por tu vivienda- y la reforma no llega. Falta de tiempo, presupuesto escaso, simple pereza… ¿y si te dijésemos que es posible reestrenar un hogar sin dolores de cabeza añadidos? Nuestra dilatada experiencia en el sector de las reformas de todo tipo de espacios, nos permite quitarle diez años de encima a una estancia sin necesidad de empezar desde cero. Sí, como lees, diez años. La clave está en dar solo los pasos necesarios; ni más, ni menos. Si tu casa ha conseguido aburrirte y que prefieras ser invitado antes que anfitrión, este artículo es justo para ti. Porque sabemos que, cuando has llegado a mimetizarte con tu hogar, redescubrirlo no es tarea sencilla. ¡Te ayudamos a vivir en un sitio completamente nuevo!
Reformar una casa antigua: te ayudamos a rejuvenecer tu hogar
  • Colores. Aunque pueda parecer una obviedad, algo tan simple como cambiar el color de las paredes por algún tono en tendencia, puede ser determinante para rejuvenecer un hogar. Un secreto: el color de las paredes se refleja en los muebles, dando la sensación de que estos también han cambiado de tonalidad.
  • Luz. Si puedes permitírtelo, abre tu casa al exterior. Más ventanas y de mayor tamaño, un ventanal o cristalera en dirección al jardín. La luz natural es beneficiosa para nuestra salud y, por supuesto, para la de nuestro hogar.
  • Suelo. Opta por suelos laminados o parqué, en el mercado existen numerosos diseños que darán un toque muy chic a tu vivienda: rugosos, lisos, rayados… Creerás que pisas una casa a estrenar.
  • Paredes y techos. Además de con la pintura, te invitamos a jugar con ciertos elementos como las molduras. Se trata de un clásico reinventado que, además de decorar, podrían ayudar a separar espacios entre sí o a destacar una puerta determinada.
  • Baño y cocina. A riesgo de parecer demasiado insistentes, el baño y la cocina siempre irán en primer lugar. Tras haber confirmado el buen estado de los electrodomésticos, renuévalos sin limitaciones. En ambas habitaciones se busca la practicidad y la sensación de amplitud.
  • Un mix. Para rejuvenecer una casa, no tienes por qué deshacerte de todo lo viejo. Lo clásico está de moda, atrévete a mezclarlo con últimas tendencias y obtendrás un resultado fascinante.
¡Contacta con nosotros para más información!
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram