Lista de materiales para una construcción sostenible

Lista de materiales para una construcción sostenible

¿Sabías que los procesos constructivos son responsables del 40% de las emisiones de CO2 del planeta? Esta alarmante cifra ha provocado que los profesionales del sector investiguen acerca de formas de construcción más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Pero construir de forma ecológica no es posible sin el uso de los materiales adecuados. Desde hace algunos años, existe cierta preferencia por aquellos que suponen un bajo consumo energético y de los recursos naturales; además, se tienen en cuenta las posibilidades de reutilización que ofrezca y su impacto sobre los ecosistemas. A modo de resumen, para que un material de construcción sea considerado sostenible debería cumplir – en menor o mayor medida- los siguientes puntos:
  • Ser de larga duración.
  • No ser contaminante.
  • Tener un precio accesible.
  • Consumir poca energía.
  • Provenir de fuentes renovables.
  • Poseer un porcentaje de material reciclado.
  • Ser valorizable.
Lista de materiales para una construcción sostenible
  • Madera. La madera es el material con menor impacto ambiental en su producción que existe; eso sí, si queremos una construcción totalmente sostenible, esta debe proceder de la tala responsable.
    • Paneles aislantes. Los paneles de fibra de madera presentan buenas propiedades aislantes para las zonas interiores.
    • Paneles OSB. Una evolución de los paneles contrachapados, formados por capas de virutas o astillas orientadas en la misma dirección. Muy popular en EE.UU.
  • Fibra de celulosa. Se trata de otro magnífico aislante fabricado a base de papel de periódico reciclado, posteriormente tratado con sales de bórax que le otorgan propiedades ignífugas, insecticidas y anti fúngicas.
  • Pizarra. Producto ecológico con un proceso de producción muy sencillo. Destacamos su uso en fachadas y cubiertas.
  • Piedra. No existe material más natural que la piedra. Provoca un mínimo impacto sobre el ecosistema y aporta un valor añadido a las viviendas estéticamente hablando.
  • Barro cocido. Se cuece a una temperatura inferior a 950ºC y se somete a una serie de tratamientos naturales, conservando todas las cualidades de la tierra. Se usa en muros, fachadas y tejas.
  • Polipropileno, Polibutileno y Polietileno. Materiales termoplásticos que sirven como alternativa al PVC, el cual desprende partículas nocivas durante su producción. Son totalmente reciclables.
Grupo Ceres: comprometidos con la construcción sostenible
En Grupo Ceres intentamos caminar, en cada uno de nuestros proyectos, de la mano de la sostenibilidad. Por ello, estamos especializados en la rehabilitación y ejecución de viviendas pasivas, contando con técnicos certificados en Tradesperson Passivhaus. Si necesitas más información, no dudes en contactar con nosotros en cualquiera de nuestras oficinas.
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Aspectos a tener en cuenta antes de reformar una vivienda antigua

Aspectos a tener en cuenta antes de reformar una vivienda antigua

Estamos totalmente de acuerdo: las viviendas antiguas tienen un encanto especial. Sin embargo, a diferencia de las construcciones más recientes, vienen acompañadas de un importante hándicap a la hora de reformarlas a tu gusto. Ya sea porque la has heredado de algún familiar o porque -como buen amante de los clásicos- has decidido adquirir una, en Grupo Ceres podemos ayudarte a otorgarle unas condiciones de habitabilidad totalmente óptimas, a la vez que preservas su personalidad única. Para ello, basta con tener en cuenta una serie de claves esenciales que hoy queremos compartir contigo y que podríamos resumir en cinco puntos. ¡Coge papel y bolígrafo!  
¿Qué tener en cuenta antes de reformar una vivienda antigua?
 
  1. La estructura. El primer paso es analizar la estructura del edificio, ya que existe la posibilidad de que esconda ciertos defectos que pueden complicarnos la vida en el futuro. Lo ideal es que esta tarea la realice un técnico para valorar si hay que reforzar muros o añadir contrafuertes, entre otras técnicas.
 
  1. Las  instalaciones. Gran parte de las casas antiguas tienen las tuberías y el sistema eléctrico bastante obsoletos, por ello es importante prestarle especial atención. El objetivo es conseguir un ahorro energético, que repercutirá positivamente en el medio ambiente y disminuirá el gasto en luz, agua y gas.
 
  1. La distribución. ¿Quieres cambiar totalmente su distribución o te limitarás a cambiar alguna puerta? En viviendas de este tipo, hay que tener en cuenta las sobrecargas a las que podemos someterlas sin riesgo de accidente. En Grupo Ceres contamos con dilatada experiencia en rehabilitación y reformas de edificios antiguos, ¡consúltanos!
 
  1. Aislamiento térmico y acústico. Para que una casa sea totalmente habitable, debe contar con una mínima calidad frente al frío/calor y ruido. Valora el estado de las actuales y plantéate instalar ventanas de PVC o de aluminio con rotura de puente térmico, que mejorarán considerablemente el confort de tu vivienda.
 
  1. Otros problemas: humedad o/y termitas. Uno de los problemas más usuales son los de humedad, los cuales habrá que solucionar con medidas efectivas y no temporales. Por otra parte, ¡cuidado con las termitas! Atacan maderas estructurales como marcos de puertas y vigas, y suelen tener predilección por las construcciones antiguas.
  Para más información, no dudes en contactar con cualquier de nuestras oficinas.  
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram